¿Oportunidad o amenaza 2.0?

¿Oportunidad o amenaza 2.0?

Jorge (9 años) no puede vivir sin su tablet,  Antonio (6 años) está enganchado a los vídeo juegos, Marta (12 años) se hace con el Smartphone de su madre a la primera ocasión que tiene, Ruth (16 años) pasa media vida en las redes sociales… todos ellos tienen claro que su prioridad es tener un dispositivo con el que acceder a sus contenidos preferidos.

La fiebre 2.0 que afecta a nuestros niños y jóvenes ¿es una oportunidad o una amenaza para los profesores?, ¿impulsarla o resistirse?…

Es sin duda una oportunidad, que los profesores deben impulsar con inteligencia y profesionalidad, desde el conocimiento y la reflexión.

Las TIC, y las comunidades virtuales en particular son una herramienta de enorme potencial para liderar procesos de aprendizaje en el aula, para establecer un marco de trabajo más eficiente, efectivo e integrador. Pero su aprovechamiento requiere formación y entrenamiento, hay que ensayar con diferentes recursos 2.0 y seleccionar el más adecuado para cada proyecto.

No se trata de cambiar el decorado, de sustituir la tiza por el lápiz digital, de pasar del papel a la pantalla táctil,… esto sólo es dejarse deslumbrar por el espejismo de la tecnología, y no cambiaría prácticamente nada. Ser un friki o un geek no es la cuestión.

Hay que explorar el potencial de las herramientas 2.0, en sus posibilidades de estimular la autonomía de los estudiantes, su creatividad, su solidaridad,… se deben contemplar procedimientos que potencien el trabajo en equipo, la innovación, el compromiso, la responsabilidad, la orientación hacia los objetivos, la gestión de la información y el dominio de los recursos TIC, la motivación, … pensando en las necesidades futuras de nuestros alumnos.

Educación 2.0

El profesor del siglo XXI, es un evangelizador de la tecnología, es un profesional de la educación que sabe adaptar las herramientas 2.0 a los fines de la enseñanza interactiva:

Ser más eficaz: Conseguir que sus alumnos aprendan más.

Ser más motivador: Lograr que sus alumnos disfruten aprendiendo.

Ser más líder: Conducir el proceso de aprendizaje de sus alumnos.

Ser más eficiente: Consumir sólo los recursos necesarios para alcanzar los objetivos.

Ser más humano: Atender con más precisión las necesidades individuales.

La Educación 2.0 no se puede improvisar, no es una alternativa casera para entretener a los alumnos y demostrar que el profesor está “en la onda”, las herramientas 2.0 deben provocar un cambio de paradigma hacia una educación en la que la libertad y la responsabilidad individual son claves.

 ¿Entonces la competencia tecnológica pasa a ser un criterio clave en la empleabilidad de los profesionales de la educación?

Por supuesto que sí.

¿Tengo que formarme en la aplicación de las TIC en el aula?

Sin prisa pero sin pausa. De forma ordenada, seleccionando aquello que realmente te va a ser útil.

¿Por dónde empiezo?

Por explorar las posibilidades educativas de las herramientas 2.0.

¿Alguna recomendación?

Si quieres ser un profesor del siglo XXI, conecta con la oportunidad 2.0, diferénciate y fórmate en buenas prácticas educativas:

Tienes un curso de Herramientas 2.0 + prácticas a un click

Post patrocinado.

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en Cursos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario