CV para estudiantes 3: ¿Quién @ eres?

Es más que probable que la información sobre tú candidatura (Carta de presentación, CV,..) sea enviada  (y recibida)  como un archivo adjunto a un mensaje de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico que utilices es el embalaje, el envase, el packaying de tú mensaje, fíjate todas las funciones que cumple (inspirado en Código Visual):

Transportar: Tu dirección de correo electrónico es la responsable de aceptar los archivos adjuntos, trasladarlos y alojarlos en la bandeja de entrada del receptor (reclutador).

Contener: Se convierte en un mensaje de la bandeja de entrada del destinatario (reclutador) y pasa a formar parte de “almacén” de candidatos.

Conservar: Los archivos adjuntos (Carta de presentación, CV,…) pueden imprimirse, copiarse, almacenarse en otros lugares,… tu mensaje se conserva vinculado a tu dirección de correo electrónico en la bandeja de entrada.

Informar: En la dirección de correo electrónico se muestra unos datos en forma de letras, números, signos,…combinados entre sí, estos datos transmiten una información relativa al remitente, al origen del mensaje (identidad, edad, lengua, empresa, país, actividad, asunto,…).

Vender: Según se muestren los datos en la dirección de correo electrónico y según el contenido que muestran, se transmiten sensaciones que van más allá de la información en sí, positivas: Interés, seriedad, madurez,… o negativas: desorden, agresividad, desconfianza,… 

Por todo esto para las comunicaciones de tipo laboral o profesional debes utilizar una dirección de correo electrónico específicamente configurada para este fin.

¿Cómo?

Abriendo una nueva cuenta de correo con un nombre adecuado para este uso, que:

Te identifique claramente.

No incluya números.

Incluya tu nombre y tus dos apellidos.

Estén en el orden habitual, Nombre, Primer apellido, Segundo apellido.

Con todas las palabras unidas (todo seguido) o separadas por signos discretos (puntos).

No contenga alias, Nick names, motes u otros apelativos “familiares”.

Para el caso de Miguel de Cervantes Saavedra, podrían ser:

migueldecervantessaavedra@hotmail.com

miguel.de.cervantes.saavedra@gmail.com

miguel_cervantes_saavedra@yahoo.com

Y siempre evitando nombres como:

Miki_1547@hotmail.com

Quijotebook@gmail.com

MCS@yahoo.com

Ten en cuenta que cuando envías un correo electrónico estás presentándote virtualmente al reclutador, piensa cuando te presentas a una persona desconocida (un profesor nuevo, en la recepción de un gimnasio, cuando alguien te solicita identificarte en tu ayuntamiento,…) ¿Le dirías buenos días soy Miki guión bajo quince cuarenta y siete? ¿O Anita noventa y ocho? ¿O Álex the King?…

¿Verdad que no lo harías? ¿Verdad que no desaprovecharías la oportunidad de producir una buena impresión al reclutador? Pues por correo electrónico debes actuar igual.

Un síntoma de madurez es saber utilizar diferentes registros del lenguaje adaptándolos a cada situación y a las personas con las que te comunicas. Un estudiante en busca de oportunidades debe mostrar indicios de madurez.

Por favor, no descuides esto, tómate el tiempo necesario para crear tú dirección “profesional” de correo electrónico, utiliza una plataforma tipo gmail, hotmail, … eres un estudiante, no necesitas un correo corporativo.

Y utiliza esta dirección exclusivamente para tus contactos relacionados con prácticas, empleo, empresas,… gestionarás mejor esta información sin mezclarla con apuntes, amigos, familiares, viajes, etc… es tú oficina virtual.

Recuerda tu venta personal empieza inevitablemente con el nombre de tú correo electrónico. Ten en cuenta quien @ eres, está en juego tu reputación… digital.

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en Orientación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario