Escuchando los colores

Escuchando los colores

La música puede hacer que nuestro estado de ánimo cambie por completo, puede desarrollar nuestra capacidad cognitiva y aumentar nuestras habilidades lingüísticas y lógico-matemáticas y, además, puede hacernos sentir parte de algo más grande cuando la escuchamos o tenemos la suerte de tocarla con un instrumento.

Pero lo que no imaginábamos es que también era capaz de hacer ver lo invisible para alguien: es el caso de Neil Harbisson, un artista inglés que nació con una particularidad, padecer de acromatopsia, lo que le hace poder ver únicamente en blanco y negro. Es decir, no es capaz de distinguir los colores que los demás vemos. O era capaz, mejor dicho.

Cuando era estudiante, este artista inglés acudió a un seminario sobre cibernética y aprendió a construir, con la ayuda de un amigo, Adam Montandon, lo que él llama “eyeborg”, el ojo electrónico que, implantado en su nuca en el 2003, le permite percibir a través del cráneo (vía ósea) las distintas frecuencias de los colores y transformarlas en frecuencias sonoras, de forma que cada color tiene una nota diferente.

Neil Harbisson

Esto quiere decir que Neil Harbisson escucha los colores y que, gracias a la música, es capaz de poder percibir el mundo con su tonalidad de colores y sonidos unidos. Según sus propias palabras: “Puedo hacer conciertos donde, en vez de tocar un instrumento, toco colores conectando mi ojo electrónico a altavoces, o hago exposiciones en galerías donde expongo los colores de diferentes piezas musicales”.

Al principio le costó adaptarse a este nuevo “sentido”, a la escucha a través del hueso y no de las orejas, pero poco a poco fue consiguiendo distinguir las vibraciones de cada color y aprenderse las notas de los colores. Neil Harbisson había estudiado música desde los siete años y aprendió a tocar el piano, estudiando más adelante arte visual junto con composición musical, pero nunca imaginó lo que la música y la tecnología podrían hacer por él: darle la posibilidad no solo de poder percibir los colores sino descubrir un mundo nuevo, algo totalmente insólito para el resto de seres humanos.

Aquí podéis ver una entrevista a Neil Harbisson explicando cómo puede escuchar los colores, no os la podéis perder:

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en Madrid y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario